Un viaje muy buscado

default image

Hace mas de un año en un viaje a NY, un seminario de calidad en los negocios, conocí­ a Sonia Garcí­a, coach ontologico internacional. En ese momento acababa de terminar una relación amorosa de 4 años e iniciado una relación aun más destructiva, iniciado otra maestrí­a que no me gustó tomar, con un trabajo que no me gustaba en el consultorio dental que mi papá me ayudó a poner pero por lo mismo se sentí­a con el poder de manejarlo a su gusto, una mala relación con mis papás, entre otras cosas. Voy al seminario y mientras da su curso empresarial muchas cosas van haciendo click en mi cabeza, me empiezo a sentir diferente, a tomar mejor conciencia de todas esas cosas que me pasaban. Terminando ese curso me quedé muy inquieta, sabí­a que necesitaba mas, que queria mejorar aunque no supiera como hacerlo. Regrese a mi ciudad y siguió mi vida, cambié un poco pero no era suficiente, terminé esa otra relación, me sentí­a con mucho poder y feliz e inicié otra relación muy hermosa pero por ratos parecí­a seguir todo igual dentro de mi, entonces me llevo la grata sorpresa de que ahora iniciarí­a un seminario de sal de ahí­ al fin en méxico, contacté a Daniela que fué conmigo a ese curso de NY y la idea original era voy a mandar a mi mamá pq ella se encontraba a mis ojos triste y sin vida y “lo necesitaba mas que yo”, ella no quiso ir y yo decidí­ ir, consegui solo ir al nivel 1 porque tení­a clases. ya estando ahí­ moví­ TODO para poder tomar el nivel 2, faltando a clases, examenes, pacientes, todo. Y cuando fuí­ llevaba una mentalidad de “necesito controlar a mi ego, necesito que alguien me ayude” todo eso me hacia tener dificultades con mi relación actual, tenerle resentimientos a personas que ni siquiera sabian que me habian herido, etc. En este proceso lo logré, me siento libre del control qe yo sola me habí­a puesto, era tan controladora de mi misma que no veí­a que controlaba a los demás y que por controlar que nada me lastimara, es decir no sintiera nada malo nunca me di cuenta que tampoco sentí­a nada bueno, solita me negaba el disfrutar las cosas buenas y aceptar con libertad que solo yo permito que me duela algo.

Ahora disfruto muchí­simo a mi pareja, la valoro tanto y se que es mi motor y con el quiero pasar el la vida eternamente, e increiblemente lo amo más, el me disfruta mucho más y ahora me doy cuenta de que su amor por mi es infinito y eterno, disfruto de una libertad que sigo trabajando donde mi papá no me controla más, donde puedo decir, pensar y hacer lo que siento con todo mi corazón, donde mis papás estan más unidos a mi y mi mamá se ha inspirado al verme que ha dejado su tristeza y se puso a crear un lugar de trabajo que a ella le gusta, me acepta y me demuestra que me ama como yo a ella. Me animé a construir la realidad de mi sueño empezando por crear un consultorio diferente, Ahora veo pleitos o “problemas” de los demás y no me afectan, acepto a quienes me rodean y hoy mas que nunca me queda clarí­simo que NADA es casualidad. Infinitas gracias desde este corazón agrandado y lleno de una nueva paz a Trivium Coaching, Sonia y Antonio y todos los que nos apoyan cuando no vemos donde está la luz del tunel para salir de ahí­. De corazón invito a quien esté ahí­ leyendo mis palabras, que sienta la honestidad de las mismas. A tí­ te digo, ¡Tú también puedes salir de ahí­! te lo mereces!

Paulina Fragoso Valverde Sal de Ahí 23 septiembre, 2015


Otros artículos