EL DIAMANTE ENCONTRADO

Todo comenzó hace casi 4 años en aquellos días en los que cansada y aburrida de lo material, de fiestas vacías, de palabras sin aliento, de una vida llena de misterios sin resolver… me pregunté… ¿No hay nada más que esto?

Entonces no sabría decir como lo pedí, pero mi alma y mi ser entendieron mi llamada desesperada como aquella madre que con tan solo una mirada sabe endulzar al bebé que llora desconsolado.

Y a las semanas llego a mi SONIA GARCIA QUIRÓS, mujer de divino corazón y sus especiales y únicos entrenamientos.

Y sin apenas darme cuenta, aquella habitación vacía que había en mi interior, llena de objetos innecesarios se llenó de luz, se vacíó de creencias que me hacían vulnerable y llegó a mí la nueva vida que siempre había esperado. De repente todo tomó sentido.

La verdad me fué revelada, que ese algo que siempre había andado buscando era YO y nada más que yo…era algo tan profundo y simple de entender como el niño que juega en el parque feliz con su nuevo peluche y para el cual el único momento que existe es ese y no necesita nada más.

Aún continúo descubriendo las maravillas que yacen en mi interior, pues cada día el camino se hace más maravilloso y hermoso, pero de lo que estoy segura es de que en mi se produjo un cambio que me hizo encontrar al diamante que siempre soñé… y al que con mucho mimo y amor voy puliendo pasito a pasito, si, ese diamante soy YO.

Tamara Fernández

1 comentario

  1. Comparto contigo toda tu experiencia.. el reconocer todo el amor que estaba esperando NO afuera sino por dentro hizo dar la vuelta de 360° a mi mundo tan incierto!

Deja un comentario