Hasta que la conocí, había estado indagando en cursos, frases, pensamientos. Cuando empezamos a compartir camino, supe que la vida me estaba dando una nueva oportunidad.
Fue en una emisora de radio, durante una entrevista , ella nos regaló, a todos los que allí estábamos, aire renovador, interés por saber y deseos de conocer. Eso sucedió un jueves, el sábado, gracias a su amor, ya estaba, junto a un numeroso grupo de personas, comenzando el primer nivel de su entrenamiento. Después le siguió el segundo …y más tarde …mucho más.   Eso ocurrió hace 6 años o más, no recuerdo. El tiempo ya no cuenta para mí, sólo importa lo que vivo , experimento y aprendo en cada presente.

Ella es Sonia García Quirós, la maestra que me hizo recuperar la memoria y por ello recordar quien soy, no quien creía ser. La maestra que me hizo despertar.
Desde entonces, decidí que no podía permanecer impasible y sigo en la Escuela “ Sal De Ahí” con la hermosa y elegida tarea de ayudar a otras personas que deciden cambiar su vida para hacerla real.
Mi nombre es Sylvia.    Siempre es tiempo de avanzar y crecer.    Mi edad, 69 años.
Namasté.